Los ojos de Davidson

Cuatro cuentos de H.G. Wells sobre ver, sobre la luz, los colores, las visiones y la oscuridad. Muy hermosos todos.

En mi caso, podía prescindir de la profunda ansiedad de los casados, y sabía que eran muy pocos los amigos íntimos a quienes entristecería mi muerte, excepto por las molestias de tener que mostrarse conmovidos.

Los ojos de Davidson

Su literatura y el ritmo con el que te lleva, es exquisito. Y claro, es ciencia ficción, pero eso no significa que son historias supervoladas y descabelladas. No, es una literatura sencilla, para todos, y al mismo tiempo son unas historias que seguro a todos (nos) puede maravillar.

¿Era todo el universo nada más que una mancha con capacidad refractante, situado sobre algún ser de dimensiones mucho mayores? ¿Acaso nuestros mundos no eran más que los átomos de otro universo, y ésos a su vez los de otro, y así sucesivamente, en una progresión sin fin?

Y “El país de ciegos”, el último cuento, es brutal, por lo cercano, porque menciona nuestros lugares y lo hace en nuestras palabras. En Bogotá lo deberían poner a leer por obligación en los colegios del distrito.

“La verdad tiene el poder de alzarse por encima de las grietas de la historia”. H.G. Wells

Dejar un comentario