Mis tops del 2017

El 2017 para mi será el año más desastroso de mi vida. Pues, hasta ahora porque todo puede empeorar. Y creo que por pereza de buscar sinónimos me ando quedando corto.

Es 31 de diciembre. Afuera ladran los perros. Mi madre, que abracé varias veces durante estos días, me dijo que “yo era bobo” por pasar el fin de año solo y en la finca. Y le contesté, “Soy bobo si que quedó aquí e inteligente si lo pasó allá, vea!” Y nos reímos a carcajadas.

Aquí estoy, llorando a veces porque no puedo parar el tiempo e impedir que mis padres se me mueran. El resto de problemas, circunstancia, vacíos y tristezas, ya vi muy nítidamente que son enfrentables, pero que el tiempo pase y yo tenga canas y dolencias me hace llorar a mares pues sé que queda tiempo para los que quiero. En fin.

Y a pesar de eso, insisto en pasar 31 sin estar cerca de ellos, porque pienso que la cultura instauró una fiesta muy triste para dar un abrazo a las 12 de la noche y desear un venturoso año nuevo, y además, están mis padres están separados y están tristes, y eso hace peor cualquier fiesta.

Hoy es un día de cruzar una frontera imaginaría. Hoy es el día de quemar el pasado y comenzar definitivamente mi futuro.

Por eso, para irme livianito, les comparto mis tops musicales, fotográficos, cinematográficos y auditivos de este 2017:

Arranquemos por mi…

Top MUSICAL:

MI AÑO 2017 EN spotify

No tuve cuenta premium sino por unos meses, por eso creo que estos números no reflejan mi personalidad, porque en ‘free’ te ponen música muy maluca casi obligado. Entonces muchas veces apagué el Spotify y me puse a escuchar podcast.

Mi top de PODCAST:

Radio Ambulante, es en español latino y con historias nuestras, es el mejor podcast que escuché en el año. Me repetí casi todo el archivo, y me consumí los nuevos con voracidad. Muy buena técnica, excelente narración y lo que consiguen es cercanía. Unos bonitos, se merecen todos los premios que se ganaron.

Mejor vete, Cristina, es una crónica periodística larga, a muchas voces, sobre la historia (o epopeya?) de una mexicana que emigró a Estados Unidos después de vivir un infierno con su marido, y de ahí para allá la cosa es muy compleja de explicar, hay que escucharlo y conmoverse hasta la medula espinal con Cristina. Siete capítulos de buen periodismo, en español mexicano.

La conocí en un Corpus, es un podcast español de España, que narra una cara de la vida de Ana Orantes, y que nos refleja o irradia en un ejemplo puntual lo que es vivir con un controlador de mierda, violento, celoso y maniático, que confunde el amor con otras cosas, y te termina matando con gasolina en el patio de tu casa. Brutal. Más por la historia que como fue narrado. Pero muy recomendado.

El Gran Apagón, una serie de ciencia ficción, novelada, como las radionovelas, recuerdas? Así. Van en su segunda temporada, y ya anuncian la tercera, y me la tragué enterita, y me la tragué con buenos y malos argumentos. Si te dejas llevar, como cuando escuchabas radio con tu papá, este podcast es muy bueno. Lo hacen en Podium Podcast, un experimento de Prisa Radio que tiene una cantidad de formatos increíble con una periodicidad que hace pensar que van en serio.

Rendición, un podcast actuado basado en la última novela de Ray Loriga. Al inicio me costó pues nunca he sido mucho de audio libros, pero como este no es un audio libro, sino una novela radiada, todo lo guardas en los recuerdos de las experiencias y no en el de la lectura, y zas! Estás enganchado. Van en el capítulo siete, y estoy con ganas de más.

Aerolíneas Momentos, de los mismos españoles, pagado por Iberia, es un podcast sobre viajes en el tiempo. Es menos profundo que El Gran Apagón, pero muy divertido. Cada vez que la escucho, me pongo el traje de inocente y le doy play, y les creo.

Acento Robinson, un programa de la Cadena Ser, de España, que convierten las conversas y especiales de un ex jugador de fútbol inglés con atletas y guerreros del deporte en podcast. Lo escucho casi siempre cuando desayuno, o cuando entreno. Escuchar a locos por el deporte me da un emoción rara. Me gusta. Y Michael Robinson es un buen entrevistador.

Historia del mundo, el clásico, el que no dejo de escuchar nunca, así muchas historias me las haya escuchado ya. La voz y la forma de Diana Uribe, así se pueda criticar por efectista, te habla de historia de una manera muy divertida.

Pasajes de la historia, este año lo encontré, es de Juan Manuel Cedrían, el Diana Uribe de España. Me ando divirtiendo con sus versús de personajes históricos, su forma de habla de los religiosos, su dramatismo para contar los pasajes de la historia. Y tiene mucho mucho contenido. Apenas lo ando descubriendo, y eso me pone muy contento.

Hay dos podcast que ando saboriando apenas: The Music Pimp y Los Búfalos Nocturnos. El otro año les hablo de ellos!

Como se puede dilucidar, me encantas los podcasts!

Mi top de INSTAGRAM

lo menor de mi instagram 2017 2

Creo que conseguir la cámara compacta y mejores celulares, además de ir por ahí tomado fotos como japones, me permiten tener unas lindas fotos, que no son muy favoritiadas, pero es seguro por el algoritmo de Instagram que no permite que las vean (ironía!)

Mi top de PELÍCULAS

MI TOP DE PELIS, 2017

Según las cuentas manuales, aquí el listado de las pelis que he visto en IMdb, son 42 películas, documentales y demás vistos este año. Siguen siendo pocas, casi una por semana en promedio, pero menos mal no paro de ver nunca. Y eso es bueno. (*Y eso que falta el top de Series, que por ser free en la app donde los marco como vistos, no hago el top aquí).

Mi top de LIBROS

los libros que me leí en el 2017

Prometí leer 42 libros y “solo” me leí 22. En Goodreads, la red social donde comparto lo que leo, participaron en el reto anual 3 millones de usuarios, y faltando 12 horas para cambiar de año, “solo” 500 mil lo han cumplido. Tampoco estuve tan mal, pues 22 libros, es como 2 por semana, y con todo el desastre de vida y ocupaciones, es mucho. Mucho, y no de poca calidad, además leí algunos con muchaaaaas páginas :)

Eso, en mi peor año, leí, vi, escuché, sentí. No me vencieron, y eso que este año me dieron con todo. Y un vencido que no se vence no es un vencido.

Para este año que viene habrá top de recetas, de conferencias, de conciertos. Para este año que viene, si nada se tuerce, será muchas cosas.

Feliz año pa’ti, feliz año pa’todos.

Un abrazo querido Juan David del futuro, único lector de este blog envejecido.

Dejar un comentario