Me deprime comprar en C.C. Monterrey

No sé qué me pasa, pero de verdad me da una depresión comprar/visitar el Centro Comercial Monterrey, el “CC de los computadores”, anterior centro comercial de Pablo Escobar.

Tal vez es por la cercanía al Poli, que también me deprime. Pero no es eso, es otra cosa.

Centro comercial Monterrey 01

Es tanta marca, tanto logo, tantas luces, tanto y tan caro todo. Tanto y tan novedoso, que en ultimas cada local es igual al otro; o no, es muy diferente a su vecino en la decoración, pero en últimas vende lo mismo. Y son atendidos por chicas algo tetonas y nalgonas, bonitas todas ellas, y por nerds y/o galanes, que saben mucho de computadores y se creen superiores al resto del universo.

Y bueno, si me deprimen las luces moradas o verdes o tanta saturación de las marcas, cuando vaya a La Vegas me voy a suicidar. Y no es eso. Pero tampoco es la pinta y las personalidades de los vendedores, eso no me importa, no compro por unas tetas o porque un man con la camisa por dentro me trate de sobrevalorar un producto. Me choca es que no hay forma de encontrar un almacén favorito o hacerse amigo de vendedores amigables. No es posible porque todos los locales tienen un acuerdo de precios y no hay forma de “abaratar”. Y como entres donde entres siempre van a llamar por teléfono a una bodega que les va a traer productos. Lo llaman “arriba”. Todos. El centro comercial Monterrey es una fachada de almacenes que venden productos de tres o cuatro bodegas mayoristas, y es atendido por chicos y chicas que son rotados por todos los almacenes (del mismo dueño o varios dueños amigos) y en fin, por eso no tiene personalidad ni ambiente real de el lugar donde uno compra lo que viene soñando, y por ello ahorrando hace tiempo.

Me deprimo porque Monterrey es una fachada de negociantes que especulan sin escrúpulos (o bueno, con un poquito de escrúpulo) del buen negocio que es vender tecnología a un pueblo adicto “a lo último” y “a lo mejor” y “a lo más costoso porque debe ser fino”.

Será comprar por internet y en China mis sueños tecnológicos, que viene teniendo más emoción (tal vez por eso de meter la tarjeta en comprar online) porque se demora en llegar y porque una app que simula ser un centro comercial tiene más alma que un C.C de verdad.

One Comment

  1. Felipe gonzalez dice:

    Estas bastante equivocado amigo. En el centro comercial hay muchas opciones adicionales a lo que mencionas. Tal vez diste con la mala fortuna de entrar a almacenes que son del mismo grupo pero la verdad es que de caro poco, y de acuerdo de precios menos ojala eso fuera así Estaríamos todos ” tapados en plata” , si no tuviste una buena experiencia en el centro comercial te recomiendo compres online pero no en el exterior, ya que l oque debes apoyar es el comercio de tu país.
    Saludos.

Dejar un comentario