Viaje a San Agustín, tercer día

Que cansancio tan teso!
Dormimos hasta las 8, y nos levantamos en un Pitalito frío (había llovido toda la noche).

***

El desayuno fue de cuenta de la mamá de Valería (chocolate, queso y pan mariquiteño).

***

Menos mal alguien trajo Une 4g para tener internet dónde queramos, o donde la red de Tigo deje, pues parece que Pitalito no es territorio Tigo.

***

Y la mala noticia del día fue que la go pro no enciende. O eso creo. Le mete uno la batería y se queda encendida. No quiero probar con energía. Más tarde lo hacemos….

***

Me alcance a ver el tour de Francia en un televisor chiquito. Casi le alcanza a José Serpa, pero nadie puede con la velocidad de Michael Roger.

***

Son las 10 y 30 am, ya casi listos para irnos. Lo que no había contado, es que metimos la go pro en la piscina del desierto y, por una hendija que no sabíamos que existían, le entró agua a la go pro. Desde ayer teníamos oriando para que la humedad se fuera. Pero, pailas, la cámara no enciende, esta caliente, y eso significa que me va a tocar pagar 400 dólares.
El dueño me va a dejar de hablar. Pero ojala me hubiera advertido que la carcasa estaba mala….

la go pro se dañó(revisando, estos fueron los últimos frames de la go pro)

 ***

A media mañana, empujándonos, comenzamos a subir a San Agustín, que queda cerca de Pitalito, como a 30 kilómetros, que también es la ruta hacia Popayan.

tercer día, san agustin

***

tercer día, rumbo a san agustin 01

tercer día, rumbo a san agustin

Hace frío… Nos metimos en la montaña, la lluvia comenzaba a caer. Incluso vimos una cascada con la cara de Simón bolívar, o eso nos contaron, y al contarnos todos lo vimos, o imaginamos verlo.

tercer día, rumbo a san agustin 02

***

San Agustín es un pueblo en el plano de una montaña, bonito, tranquilo, parece que prospero por su cantidad y variedad de negocios… Un café era necesario para levantar el animo y ahuyentar el frío.

tercer día, en san agustin

Entonces, pedí un submarino: que es leche caliente con una chocolatina adentro que se va derritiendo. Una delicia!

tercer día, en san agustin 01

***

En el café (Macizo Café) ya comenzábamos a ver a todos los del foro (Felaa). Se identifican por lo peludo, caricolorados, por hippies o por cara de antropólogos.

tercer día, en san agustin 02
Ya era medio día, y debíamos d correr a inscribirnos, pues la hora del almuerzo se iba acabando. A 60 mil para ponentes (y se podía llevar dos libros) y 70 para participante (con un libro), e incluía la entrada al foro, desayuno y almuerzo, entradas a dos parques, y certificado. Si uno hace cuentas, ahorra en la comida, y abarata los precios de los parque.

tercer día, en san agustin 04

***

tercer día, san agustin 05

Después de inscribirnos, tocaba ir hasta el campamento del Feela, a las afueras del pueblo, era quedaba nuestro sitio de alimentación. La lluvia caía suavemente, y nosotros caminábamos a su ritmo.

tercer día, san agustin 06

Viendo el pantanero dónde esta el camping, qué bueno que no tenemos edad para un campamento, porque habríamos perdido la platica en el tal camping.

***

tercer día, en san agustin 07

El almuerzo estuvo aceptable. Sopa medio buena, llena de huesos, y buena carne de pollo (lastima los espaguettis).

***

Mientras nos devolvimos para pueblo y asistir a alguna cosita del foro, estábamos “atentos hari” para ver quién nos vende alguito de hierba, que pronto se nos a acabar.

tercer día, san agustin 08

***

Ya estoy sentado en el auditorio de un colegio, el Laureano G., y están mostrando y charlando sobre “La producción digital no deja morir el cine”.

tercer día, san agustin 09

***

Después de la conferencia, algunos de nosotros decidimos ir a conocer el estrecho del Magdalena. Para ir allín, uno Sale de San Agustín, y a 20 minutos, por una carretera destapada y con solo un pedazo de pavimento, llegas a ver el río más grande y poderoso de Colombia pasar por entre un par de piedras de una separación de 1 metro y medio.

tercer día, san agustin, estrecho

tercer día san agustin 12
En el camino nos encontramos a una habitante del sector que traía a sí hijo de la escuela, y que nos explicó masomenos todo lo del estrecho, y que nos sonreía. Quería vendernos cosas, pero nosotros solo hemos decidido no gastar más plata, ya en dos días nos desaparecimos comiendo y tanqueando: 1 millones de pesos.

tercer día, san agustin 10

tercer día san agustin 13

Claro pasaba con mucha furia. Mucha. Daba miedo. Pero eso era, un gran león que se hacía el pequeño, pero tenía adentro la misma tierra.

tercer día, san agustin 14

tercer día, en san agustin 15

***

De regreso a san Agustín…

tercer día, san agustin 16
La dañada de la go pro no era la mala noticia del día. Ni tampoco es que no hemos encontrado bareta, no. Sino que Juan Pablo dejó la cámara 60d encima de una moto en un parqueadero público, y bueno, horas después se dio cuenta, y se devolvió, y obvio, no encontraron nada.
Dos cámaras mala en dos días. Pailas! Muy.

tercer día, san agustin 18

tercer día, san agustin 17

***

La venida hasta Pitalito, y la comida, y la noche estuvo llena de silencio. Teniamos tanta caras de preocupados, que incluso a la dueña de la casa se le hizo extraño. Igual, ella muy querida nos da de comer, y nos anima.

Por correo doy las malas noticias al jefe. Bajita la mano, fuera del millón de pesos del viaje del medio viaje que llevabamos, en dos cámaras y en dos días dañados y botamos 2 millones 800 mil pesos oro.
Si tienes la guardia baja, la vida te da golpes que te dejan sin aire.

Quedamos con una sola cámara, pero sin forma de cargar la batería (la única que nos queda). O sea, no hemos hecho planes para mañana, porque para qué visitar algo si no podemos grabarlo HD? (esto es la futilidad del ser?)

***

El opio… En invierno no hay bareta, y con tanto loco pidiendo, la cosa se vuelve cara. Por eso le compramos 5mil de opio a un parcero hippie de San Agustín.
Nunca había fumado opio, por eso la primera vez que fume fue como si me hubieran anestesiado un poquitico.
Para fumarse se hace un rollito de opio y se inserta en la mitad del cigarrillo de hierba. Y fume y duerma como bebé luego.

Dejar un comentario