La universidad debe…

Hace unos años (2009) en lo alto de la biblioteca de la U de A había una pancarta con muchos rostros.

Era una campaña, por supuesto.

Hasta un “amigo” de twitter en su tiempo (ya lo olvidé) alzó la mano entristecida, porque su trabajo lo había dañado:

Y sí, lo dañaron. Encapucharon virtualmente a algunos paisanos.

Porque la capucha, para ellos (los que pintaron), un símbolo de protección y lucha. Para el resto de la sociedad un elemento de terror.

Y ya se han tenido debates inútiles con gente que cree que dar la cara es fácil, y obligatorio. Incluso hay gente que quiere dar la cara, pero no puede, no debe.

Me acabo de ver un documental: “Zapatistas, crónica de una rebelión“, que muestra un tantico no más la historia de un pueblo que no da la cara porque este mundo no quiere verlos, en este mundo no hay garantías para el que se muestra tal y como es. Para ellos la capucha es un signo de representación. La discusión sigue, lastimosamente, por siempre.

“La universidad debe ser flexible, pintarse de negro, de mulato, indígena, obrero, campesino, o quedarse sin puertas y el pueblo las romperá y pintará la universidad con los colores que le parezca”

Con tanta discusión del terrorismo para protestar con mucho terrorismo oficial y de medios, han nublado el panorama, tanto, que ya ni se puede entrar a la universidad. Es más fácil entrar a la privadas que a la U de A. Nos estamos demorando en hacer un video que muestre que la universidad publica de esta provincia, está cerrada para el pueblo.

Dejar un comentario